Información

¿Cuál es la dirección del flujo de corriente en las células nerviosas mielinizadas?

¿Cuál es la dirección del flujo de corriente en las células nerviosas mielinizadas?


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

¿Es correcto decir que la corriente eléctrica fluye a través del espacio extracelular o el citosol de una fibra nerviosa durante la conducción de impulsos?

Sé que un impulso es en realidad un cambio de potencial de membrana que se transfiere a lo largo de una neurona a través de la transferencia de iones (mediante una serie de canales y bombas de iones).

En axones mielinizados nuestro profesor nos dijo lo siguiente:

Cuando un impulso nervioso se propaga a lo largo de un axón mielinizado, una corriente eléctrica (transportada por iones) fluye a través del líquido extracelular que rodea la vaina de mielina y a través del citosol de un nodo al siguiente.

¿Cómo fluye exactamente la corriente en las fibras nerviosas mielinizadas?


Durante un potencial de acción, la corriente fluye a través de la membrana neuronal. Básicamente, durante la despolarización, Na+ entra en la célula, durante la repolarización K+ sale. Este proceso para un axón mielinizado se muestra en la Fig.1.

Los potenciales de acción en las neuronas mielinizadas saltan de un nodo a otro, un proceso llamado conducción nerviosa saltatoria. Estos nodos, llamados Los nodos de Ranvier, carecen de mielina y contienen Na+ y K+ canales. Fuera de estos ganglios hay mielina aislante envuelta alrededor del axón y la membrana axonal carece de Na+ y K+ canales allí.

Lo que sucede durante un potencial de acción en un nodo es lo siguiente: Na+ se apresura en el nodo. Debido a la mielina aislante en el siguiente segmento axonal que conduce al siguiente nodo de la línea, Na+ puede correr a través del axón hasta el siguiente nodo sin mucha perdida de señal. Esta propagación pasiva de despolarizar Actual es mucho más rápido que generar repetidamente un nuevo potencial de acción a lo largo del axón.

Para responder a sus preguntas ahora:

Pregunta: ¿Es correcto decir que la corriente eléctrica fluye a través del espacio extracelular o del citosol de un nervio durante la conducción de impulsos?

Respuesta: … y no. No, porque la corriente eléctrica y notablemente Na+ y K+ fluir perpendicular a la membrana axonal durante los potenciales de acción. Sí, porque el Na+ los iones se mueven a través de la corriente pasiva que se extiende a través del axón hasta el siguiente nodo.

Pregunta: ¿Cómo fluye exactamente la corriente en las fibras nerviosas mielinizadas?

Respuesta: Tu profesor acertó. Durante la despolarización, los iones (especialmente Na+ en este caso) son transportados desde el espacio extracelular a través de Na+ canales en el nodo de Ranvier al espacio intracelular. Desde allí, se propaga mediante difusión pasiva hasta el siguiente nodo.


Fig. 1. Generación de potencial de acción en axones mielinizados. fuente: Purves et al.(2001)

Referencia
- Purves et al. (ed). Neurociencia. 2Dakota del Norte ed. Sunderland (MA): Sinauer Associates (2001)


Nervio mielinizado

Dragan Poljak PhD, Mario Cvetković PhD, en Interacción humana con campos electromagnéticos, 2019

7.2.3 Fibra nerviosa activa

En la figura 7.16 se muestra el modelo de una fibra nerviosa activa, que representa una fibra nerviosa mielinizada que utiliza tres nodos de Ranvier & # x27s activos y cuatro entrenudos.

Figura 7.16. Modelo de fibra nerviosa activa.

Según la figura 7.16, cada nodo está representado por una unión de dos cables delgados, que representan un nodo de Ranvier & # x27s activo. La fibra nerviosa es estimulada por un generador de corriente I g impuesto como condición límite al comienzo de la fibra. Las tres fuentes de corriente adicionales introducidas en los nodos de Ranvier activos representan una corriente iónica I i del nodo activado particular.

Esta corriente iónica podría determinarse analizando el modelo CRRSS y la expresión analítica resultante para la corriente iónica podría obtenerse mediante el procedimiento de ajuste de curvas [91]. Esta expresión viene dada por

donde t 1 = 31 μ s, t 2 = 252 μ s, t 3 = 26,25 μ s, mientras que las constantes A, B, D, E, G, H y K, y sus unidades respectivas, se dan en la Tabla 7.11.

Tabla 7.11. Valores obtenidos para la expresión analítica de corriente iónica.

En la figura 7.17 se muestra una ilustración de la corriente iónica, determinada para la fibra nerviosa que tiene un diámetro de 20 μm.

Figura 7.17. Corriente iónica del nodo activado de Ranvier.

Usando un modelo de unión de cables delgados, un nodo activo, por otro lado, puede ser representado por dos cables delgados, separados por una distancia infinitesimalmente pequeña ΔX, como se muestra en la Fig. 7.18.

Figura 7.18. Representación de unión de dos cables del nodo activo.

Aunque los alambres delgados no tienen contacto eléctrico directo, se puede decir que los nodos n j + 1 y n j + 2 están en la misma posición. Para que esta geometría se comporte como la unión de cables real, se debe cumplir la ley de Kirchhoff & # x27 en la unión [96]:

donde I i, j + 1 representa el valor de la corriente iónica que fluye desde la unión en una dirección e I i, j + 2 es la corriente que fluye desde la unión en la dirección opuesta.

La determinación de la corriente intracelular en la fibra nerviosa activada se realiza en varios pasos. Primero, la fibra nerviosa es estimulada por un generador de corriente I g al comienzo de la fibra, similar al caso de la fibra nerviosa pasiva. Si la corriente de estimulación excede el valor umbral en el nodo de Ranvier & # x27s correspondiente, se activa la segunda fuente de corriente, que representa la corriente iónica. Cabe señalar aquí que el umbral para la activación de las fibras nerviosas depende de la fuerza y ​​duración del estímulo [97-99]. La corriente intracelular para la fibra activada se obtiene como una suma de la corriente de activación del nodo y la corriente iónica del nodo activado. La corriente resultante, que fluye fuera del nodo activado, activa el siguiente nodo. El mismo procedimiento se repite para cada nodo a lo largo de la fibra nerviosa.


Visión general

Los nervios operan conduciendo un impulso eléctrico a través de su membrana celular. La señal viaja hasta el final de la célula nerviosa, donde se transfiere químicamente a la siguiente célula nerviosa. Se necesita mucha energía y una forma especial para hacer esto, lo que hace que las células nerviosas sean incapaces de cuidarse a sí mismas.

Ahí es donde entran las células de Schwann (y otras células gliales). Se puede pensar en una célula glia como la cuidadora de una célula nerviosa. Hay muchos tipos diferentes de células gliales, según la parte del sistema nervioso que esté mirando. Las células de Schwann son específicas del sistema nervioso periférico, que consta de todas las células nerviosas fuera del cerebro y la médula espinal. Las células de Schwann asumen muchas de las funciones que las células nerviosas no pueden completar por sí mismas.


Biología Celular de Sistemas

M.R. Akins, A.D.R. García, en Enciclopedia de Biología Celular, 2016

Migración neuronal en el RMS

Los neuroblastos generados dentro de la SVZ de roedor deben migrar varios milímetros rostralmente hasta su destino en el bulbo olfatorio. La primera etapa de esta migración tiene lugar tangencialmente (es decir, paralela a la superficie del cerebro) en el RMS. Los neuroblastos migran a lo largo de este camino arrastrándose uno junto al otro en un proceso denominado migración en cadena (Lois et al., 1996). Este modo de navegación homotípico contrasta con la migración heterotípica más habitual en la que las neuronas en desarrollo se arrastran a lo largo de una célula de un tipo diferente (por ejemplo, una glía radial) que sirve como andamio. Sin embargo, estos neuroblastos no solo interactúan entre sí, ya que interactúan con otras células para viajar al bulbo olfatorio dentro de tubos de células gliales astrocíticas que están estrechamente asociadas con los vasos sanguíneos. La importancia de estas glías para apoyar la migración de RMS se destaca por el fracaso de los neuroblastos para migrar rostralmente en ratones que no forman tubos gliales debido a la falta de expresión de la glía. Vax1 gen homeobox (Soria et al., 2004). En estos ratones, la SVZ se expande, el RMS no se forma y los bulbos olfatorios son más pequeños de lo normal. Sin embargo, Vax1 las células nulas pueden migrar correctamente si se trasplantan en tejido de tipo salvaje, lo que indica que el fenotipo observado en las nulas refleja el andamio de migración interrumpido.

La guía de los neuroblastos hacia el bulbo olfatorio está influenciada por la actividad olfativa pero, sorprendentemente, en realidad no requiere esta actividad ni siquiera el bulbo olfatorio en sí. Incluso cuando se extirpa quirúrgicamente el bulbo olfatorio, los neuroblastos aún se unen al RMS y migran rostralmente, donde se acumulan antes de morir finalmente (Kirschenbaum et al., 1999). En lugar de señales atrayentes que tirarían de las células hacia el bulbo olfatorio, la dirección de la migración está fuertemente influenciada por señales repelentes, incluidas las proteínas Slit, que empujan a las células lejos de la SVZ en la misma dirección que el flujo del líquido cefalorraquídeo dentro de la misma. ventrículo lateral (Nguyen-Ba-Charvet et al., 2004 Sawamoto et al., 2006). Varias señales permisivas a lo largo del camino hacia el bulbo olfatorio permiten la migración rostral. Estos incluyen interacciones mediadas por integrinas con la matriz extracelular. Los neuroblastos expresan la integrina α6β1, que se une a la laminina. Interferir con la unión de la integrina a la laminina interrumpe la migración de los neuroblastos, mientras que la adición de péptidos que imitan a la laminina redirigirá estas células hacia la fuente exógena (Murase y Horwitz, 2002 Emsley y Hagg, 2003 Belvindrah et al., 2007). Por lo tanto, la migración de las células migratorias está influenciada por señales moleculares proporcionadas por las células circundantes.

A pesar de recibir estas señales de otros tipos de células, los neuroblastos interactúan en gran medida directamente entre sí a medida que migran. Estas células se distinguen por una alta expresión de la proteína NCAM (molécula de adhesión celular neuronal) que ha sido modificada postraduccionalmente mediante la adición de ácido polisálico (PSA-NCAM). Esta molécula es fundamental para la migración de la cadena, ya que la pérdida de NCAM total o la eliminación de la fracción de PSA conduce a una migración ineficaz y un RMS desorganizado (Chazal et al., 2000 Hu, 2000). La velocidad de migración es sensible a los niveles locales del neurotransmisor GABA, que no es liberado vesicularmente por los propios neuroblastos y modulado por la captación por la glía astrocítica que rodea a los neuroblastos (Bolteus y Bordey, 2004). Por tanto, la migración de los neuroblastos hacia el bulbo olfatorio requiere una combinación de señales repulsivas y permisivas y está regulada por interacciones con las células de los tubos gliales.

Una vez que los neuroblastos han alcanzado el bulbo olfatorio, cesan su migración tangencial y se dirigen hacia la superficie a través de una migración radial. El cambio de la migración tangencial en cadenas a la migración radial a medida que las células individuales implica interacciones con componentes de la matriz extracelular secretada por las células del bulbo olfatorio, incluidas las proteínas tenascina-R y reelina (Hack et al., 2002 Saghatelyan et al., 2004). Curiosamente, la expresión de tenascina-R en la capa de células granulares está regulada por la exposición al olor, lo que sugiere que la expresión diferencial de tenascina-R en vías olfativas más activas puede guiar a los neuroblastos a sitios de necesidad dentro del bulbo olfatorio.


Función de la vaina de mielina

La vaina de mielina tiene varias funciones en el sistema nervioso. Las funciones principales incluyen proteger los nervios de otros impulsos eléctricos y acelerar el tiempo que tarda un nervio en atravesar un axón. Los nervios amielínicos deben enviar una onda a lo largo de todo el nervio. En organismos grandes, esto presenta un problema, ya que la señal tarda mucho en llegar al final del nervio. Debido a conducción de saludo, las vainas de mielina individuales hacen que la señal salte de una nodo de Ranvier a la siguiente. La vaina de mielina no permite potencial de acción para formar donde cubre el axón. En cambio, la onda eléctrica creada en cada nodo impulsa el potencial de acción al extremo del nervio, donde se puede transferir a la siguiente neurona. Este modo de propagar una señal por el axón también ahorra energía, ya que las bombas de sodio y potasio que regulan el potencial de acción no son necesarias debajo de la vaina de mielina. Aunque la vaina de mielina se ve solo en vertebrados, la conducción de saludo se ve en muchos animales. Este fenómeno se puede ver en el gráfico siguiente.


¿Cuál es la dirección del flujo de corriente en las células nerviosas mielinizadas? - biología

1.
Una membrana celular, a lo largo de un axón, con canales iónicos de Na + y K + ubicados en esta membrana.

2.
En el panel 2, se ha iniciado un potencial de acción (por cualquier mecanismo) en un nodo del panel de Ranvier (color rojo)

3.
Esto significa que en esa ubicación, el interior de la celda es positivo y el exterior es negativo. Esto ocurre a la altura del potencial de acción, durante el sobreimpulso.

6.
A pesar de la mayor distancia (0.5 - 2 mm máx.), Todavía hay suficiente flujo de iones (K + adentro y Na + afuera) entre el sitio activo y los dos sitios de reposo (izquierdo y derecho) (panel 2).

7.
Estos flujos de corriente o circuitos de corriente (como también se les llama) influirán en el potencial de reposo en la membrana en reposo del nodo izquierdo y derecho.

2.
Debido a que da pasos más grandes, la propagación irá más rápido (piense en correr con pasos grandes en contraste con correr con muchos pasos pequeños).

2.
La propagación normal a lo largo de un axón no mielinizado suele estar en el intervalo de 0,5 a 1 m / s. En el axón mielinizado, esto varía de 15 a 150 m / s (es decir, ¡30-150 veces más rápido!).

4.
El término "saltatorio" significa "saltar" (salto = un salto), como en "Salto Mortale’(= ¡Un salto mortal o atrevido!)

5.
Como ocurre con la propagación normal, la propagación saltatoria puede ocurrir en cualquier dirección. Sin embargo, normalmente la propagación se produce desde el soma hasta las terminales presinápticas.

1.
En los animales primitivos, como el calamar, también hay células nerviosas y axones, pero estos axones no están mielinizados.

4.
Por lo tanto, se desarrollaron estructuras de myeline para forzar que el potencial de acción se propague más rápido.


Neurosecreción en pulpitis

Los neurotransmisores y neuropéptidos clásicos, que actúan como moléculas funcionales, parecen desempeñar papeles importantes en la mediación de la inflamación pulpar. En pulpas normales, se puede detectar la expresión de sustancia P (SP), neuroquinina A (NKA), péptido relacionado con el gen de la calcitonina (CGRP), neuropéptido Y (NPY), polipéptido intestinal vasoactivo (VIP) y secretoneurina (SN) (Awawdeh et al. 2002, Caviedes-Bucheli et al. 2004, 2006, Steiner et al. 2018). Sin embargo, cabe señalar que el nivel de expresión de neuropéptidos es bajo en pulpas clínicamente normales (Caviedes-Bucheli et al. 2004). Estos péptidos de cadena corta (de aproximadamente 4 a 40 aminoácidos de longitud) se producen principalmente en el cuerpo celular de la neurona en el ganglio y se transportan a través del flujo axonal a las terminaciones nerviosas de la pulpa dental (Holmgren y Jensen 2001). Curiosamente, las células no neuronales, incluidos los fibroblastos de la pulpa dental, también pueden expresar neuropéptidos (Killough et al. 2009). Una vez ocurrida la pulpitis, el ambiente inflamatorio conduce a la producción de mayores cantidades de neuropéptidos en las pulpas, a excepción de los niveles de VIP y SN, que permanecen prácticamente inalterados (Awawdeh et al. 2002, Bowles et al. 2003a, b, Caviedes-Bucheli et al. 2004, 2006, Steiner et al. 2018 ).

Dado que las moléculas funcionales neurales deben secretarse al exterior de las células antes de unirse con sus receptores ubicados en la membrana de la superficie celular, es crucial comprender los mecanismos de secreción involucrados. Los neurotransmisores clásicos se empaquetan en pequeñas vesículas transparentes (SCV), que se pueden suministrar a través de vías endocíticas. Por el contrario, las proteínas secretoras se producen en el cuerpo celular y se condensan en grandes vesículas de núcleo denso (LDCV), que inicialmente se forman en la red trans-Golgi y luego se transportan a las proximidades de la membrana plasmática donde esperan ser secretadas (Xu Y Xu 2008). Aunque diferentes actores moleculares están involucrados en la liberación de SCV y LDCV (Xu y Xu 2008), la exocitosis de ambos comparte características conservadas y depende de un aumento localizado en la concentración de Ca 2+ intracelular (Südhof 2012). Tomando como ejemplo los neuropéptidos, mientras que la tasa de liberación basal de péptidos es baja (Iversen et al. 1980), la activación mejorada de los canales de Ca 2+ regulados por voltaje y por ligando puede desencadenar la liberación de neuropéptido (Wang et al. 2017). Así, parece que los estímulos térmicos, químicos y eléctricos de suficiente intensidad para los nervios dentales conducirían a una mayor secreción de moléculas funcionales. Sin embargo, la liberación de neuropéptidos es muy variable entre diferentes individuos, incluso bajo las mismas condiciones estimulantes (Burns et al. 2016). Vale la pena señalar que este aumento de la liberación podría no ser la única causa de niveles extracelulares altos de neuropéptidos en la pulpitis (Bowles et al. 2003a, b). También es posible que este fenómeno sea el resultado de una mayor síntesis de neuropéptidos en el ganglio o niveles disminuidos de peptidasas.

Existe una evidencia abrumadora de que varios tipos de células residentes dentro de la pulpa, como los fibroblastos, los odontoblastos, las células inflamatorias y las células endoteliales de los capilares y las vénulas poscapilares, pueden expresar receptores unidos a la membrana para neuropéptidos sensoriales y simpáticos, lo que permite que estas células respondan a estímulos neuronales (Fristad et al. 1999, 2003, Kido et al. 2005, El Karim et al. 2008, Killough et al. 2010). Cabe destacar que en presencia de inflamación, la expresión de estos receptores aumenta significativamente (Caviedes-Bucheli et al. 2005, Rethnam et al. 2010), lo que indica una mayor respuesta de neuropéptidos.


Contenido

Cada nervio está cubierto por fuera por una densa vaina de tejido conectivo, el epineuro. Debajo hay una capa de células grasas, el perineuro, que forma una manga completa alrededor de un haz de axones. Los tabiques perineuriales se extienden hacia el nervio y lo subdividen en varios haces de fibras. Rodeando cada una de estas fibras se encuentra el endoneuro. Esto forma un tubo ininterrumpido desde la superficie de la médula espinal hasta el nivel donde el axón hace sinapsis con sus fibras musculares, o termina en receptores sensoriales. El endoneuro consta de una funda interna de material llamada glucocáliz y una delicada malla externa de fibras de colágeno. [2] Los nervios están agrupados y a menudo viajan junto con los vasos sanguíneos, ya que las neuronas de un nervio tienen requerimientos de energía bastante altos.

Dentro del endoneuro, las fibras nerviosas individuales están rodeadas por un líquido bajo en proteínas llamado líquido endoneurial. Este actúa de manera similar al líquido cefalorraquídeo en el sistema nervioso central y constituye una barrera hematoencefálica similar a la barrera hematoencefálica. [3] De este modo se evita que las moléculas atraviesen la sangre hacia el líquido endoneural. Durante el desarrollo del edema nervioso por irritación (o lesión) del nervio, la cantidad de líquido endoneural puede aumentar en el lugar de la irritación. Este aumento de líquido se puede visualizar mediante la neurografía por resonancia magnética y, por tanto, la neurografía por RM puede identificar la irritación y / o lesión de los nervios.

Categorías Editar

Los nervios se clasifican en tres grupos según la dirección en la que se conducen las señales:

  • Nervios aferentes Conducen señales de las neuronas sensoriales al sistema nervioso central, por ejemplo, de los mecanorreceptores de la piel.
  • Nervios eferentes Conducen señales desde el sistema nervioso central a lo largo de las neuronas motoras hasta sus músculos y glándulas objetivo.
  • Nervios mixtos contienen axones aferentes y eferentes y, por lo tanto, conducen tanto la información sensorial entrante como los comandos musculares salientes en el mismo haz. Todos los nervios espinales son nervios mixtos y algunos de los nervios craneales también son nervios mixtos.

Los nervios se pueden clasificar en dos grupos según dónde se conectan al sistema nervioso central:

  • Nervios espinales inervan (distribuyen / estimulan) gran parte del cuerpo y se conectan a través de la columna vertebral a la médula espinal y, por lo tanto, al sistema nervioso central. Se les asignan designaciones de letras y números de acuerdo con la vértebra a través de la cual se conectan a la columna vertebral.
  • Nervios craneales inervan partes de la cabeza y se conectan directamente al cerebro (especialmente al tronco encefálico). Por lo general, se les asignan números romanos del 1 al 12, aunque a veces se incluye el cero del par craneal. Además, los nervios craneales tienen nombres descriptivos.

Terminología Editar

Se utilizan términos específicos para describir los nervios y sus acciones. Se dice que un nervio que suministra información al cerebro desde un área del cuerpo, o que controla una acción del cuerpo, "inerva" esa sección del cuerpo u órgano. Otros términos se refieren a si el nervio afecta el mismo lado ("ipsilateral") o el lado opuesto ("contralateral") del cuerpo, a la parte del cerebro que lo irriga.

El crecimiento de los nervios normalmente termina en la adolescencia, pero se puede volver a estimular con un mecanismo molecular conocido como "señalización de Notch". [4]

Regeneración Editar

Si los axones de una neurona están dañados, siempre que el cuerpo celular de la neurona no esté dañado, los axones pueden regenerarse y rehacer las conexiones sinápticas con las neuronas con la ayuda de las células guía. Esto también se conoce como neurorregeneración. [5]

El nervio comienza el proceso destruyendo el nervio distal al sitio de la lesión, lo que permite que las células de Schwann, la lámina basal y el neurilema cerca de la lesión comiencen a producir un tubo de regeneración. Se producen factores de crecimiento nervioso que hacen que broten muchos brotes nerviosos. Cuando uno de los procesos de crecimiento encuentra el tubo de regeneración, comienza a crecer rápidamente hacia su destino original guiado todo el tiempo por el tubo de regeneración. La regeneración de los nervios es muy lenta y puede tardar varios meses en completarse. Si bien este proceso repara algunos nervios, todavía habrá algún déficit funcional ya que las reparaciones no son perfectas. [6]

Un nervio transmite información en forma de impulsos electroquímicos (como impulsos nerviosos conocidos como potenciales de acción) transportados por las neuronas individuales que forman el nervio. Estos impulsos son extremadamente rápidos, y algunas neuronas mielinizadas conducen a velocidades de hasta 120 m / s. Los impulsos viajan de una neurona a otra cruzando una sinapsis, donde el mensaje se convierte de eléctrico a químico y luego de nuevo a eléctrico. [2] [1]

Los nervios se pueden clasificar en dos grupos según su función:

  • Una fibra nerviosa aferente conduce información sensorial desde una neurona sensorial al sistema nervioso central, donde luego se procesa la información. Los haces de fibras o axones, en el sistema nervioso periférico se denominan nervios, y los haces de fibras aferentes se conocen como nervios sensoriales. [1][2]
  • Una fibra nerviosa eferente conduce señales desde una neurona motora en el sistema nervioso central a los músculos. Los haces de estas fibras se conocen como nervios eferentes.

Sistema nervioso Editar

El sistema nervioso es la parte de un animal que coordina sus acciones transmitiendo señales hacia y desde diferentes partes de su cuerpo. [7] En los vertebrados, consta de dos partes principales, el sistema nervioso central (SNC) y el sistema nervioso periférico (SNP). El SNC está formado por el cerebro y la médula espinal. El SNP consta principalmente de nervios, que son haces cerrados de fibras largas o axones, que conectan el SNC con todas las demás partes del cuerpo.

Los nervios que transmiten señales desde el cerebro se denominan motor o eferente nervios, mientras que los nervios que transmiten información del cuerpo al SNC se denominan sensorial o aferente. Los nervios espinales cumplen ambas funciones y se denominan mezclado nervios El SNP se divide en tres subsistemas separados, los sistemas nerviosos somático, autónomo y entérico. Los nervios somáticos median el movimiento voluntario.

El sistema nervioso autónomo se subdivide en los sistemas nerviosos simpático y parasimpático. El sistema nervioso simpático se activa en casos de emergencia para movilizar energía, mientras que el sistema nervioso parasimpático se activa cuando los organismos se encuentran en un estado relajado. El sistema nervioso entérico funciona para controlar el sistema gastrointestinal. Tanto el sistema nervioso autónomo como el entérico funcionan involuntariamente. Los nervios que salen del cráneo se denominan nervios craneales, mientras que los que salen de la médula espinal se denominan nervios espinales.

El cáncer se puede diseminar al invadir los espacios alrededor de los nervios. Esto es particularmente común en el cáncer de cabeza y cuello y en el cáncer de próstata y colorrectal.

Los nervios pueden resultar dañados por lesiones físicas, así como por condiciones como el síndrome del túnel carpiano y lesiones por esfuerzo repetitivo. Las enfermedades autoinmunes como el síndrome de Guillain-Barré, las enfermedades neurodegenerativas, la polineuropatía, la infección, la neuritis, la diabetes o la insuficiencia de los vasos sanguíneos que rodean el nervio causan daño a los nervios, que puede variar en gravedad.

La esclerosis múltiple es una enfermedad asociada con un daño nervioso extenso. Ocurre cuando los macrófagos del propio sistema inmunológico de un individuo dañan las vainas de mielina que aíslan el axón del nervio.

Un nervio pinzado ocurre cuando se ejerce presión sobre un nervio, generalmente debido a la hinchazón debido a una lesión o al embarazo, y puede provocar dolor, debilidad, entumecimiento o parálisis, por ejemplo, el síndrome del túnel carpiano. Los síntomas se pueden sentir en áreas alejadas del sitio real del daño, un fenómeno llamado dolor referido. El dolor referido puede ocurrir cuando el daño causa una señalización alterada a otras áreas.

Los neurólogos generalmente diagnostican los trastornos de los nervios mediante un examen físico, que incluye la prueba de reflejos, la marcha y otros movimientos dirigidos, la debilidad muscular, la propiocepción y el sentido del tacto. Este examen inicial se puede seguir con pruebas como estudio de conducción nerviosa, electromiografía (EMG) y tomografía computarizada (TC). [8]

Una neurona se llama identificado si tiene propiedades que lo distinguen de todas las demás neuronas del mismo animal (propiedades como ubicación, neurotransmisor, patrón de expresión génica y conectividad) y si cada organismo individual que pertenece a la misma especie tiene exactamente una neurona con el mismo conjunto de propiedades . [9] En los sistemas nerviosos de los vertebrados, muy pocas neuronas se "identifican" en este sentido. Los investigadores creen que los humanos no tienen ninguno, pero en los sistemas nerviosos más simples, algunas o todas las neuronas pueden ser únicas. [10]

En los vertebrados, las neuronas identificadas más conocidas son las gigantescas células de Mauthner de los peces. [11]: 38–44 Cada pez tiene dos células de Mauthner, ubicadas en la parte inferior del tronco del encéfalo, una en el lado izquierdo y otra en el derecho. Cada célula de Mauthner tiene un axón que se cruza, inervando (estimulando) neuronas en el mismo nivel del cerebro y luego viajando hacia abajo a través de la médula espinal, haciendo numerosas conexiones a medida que avanza. Las sinapsis generadas por una célula de Mauthner son tan poderosas que un solo potencial de acción da lugar a una respuesta conductual importante: en milisegundos, el pez curva su cuerpo en forma de C, luego se endereza, impulsándose rápidamente hacia adelante. Funcionalmente, esta es una respuesta de escape rápida, desencadenada más fácilmente por una onda de sonido fuerte o una onda de presión que incide en el órgano de línea lateral del pez. Las células de Mauthner no son las únicas neuronas identificadas en los peces; hay alrededor de 20 tipos más, incluidos pares de "análogos de células de Mauthner" en cada núcleo segmentario espinal. Aunque una célula de Mauthner es capaz de provocar una respuesta de escape por sí misma, en el contexto del comportamiento ordinario, otros tipos de células suelen contribuir a dar forma a la amplitud y dirección de la respuesta.

Las células de Mauthner se han descrito como neuronas de mando. Una neurona de mando es un tipo especial de neurona identificada, definida como una neurona que es capaz de conducir un comportamiento específico por sí misma. [11]: 112 Estas neuronas aparecen con mayor frecuencia en los sistemas de escape rápido de varias especies: el axón gigante del calamar y la sinapsis gigante del calamar, utilizados para experimentos pioneros en neurofisiología debido a su enorme tamaño, ambos participan en el circuito de escape rápido del calamar. . Sin embargo, el concepto de neurona de mando se ha vuelto controvertido debido a estudios que muestran que algunas neuronas que inicialmente parecían encajar en la descripción solo eran capaces de evocar una respuesta en un conjunto limitado de circunstancias. [12]

En organismos de simetría radial, las redes nerviosas sirven para el sistema nervioso. No hay cerebro ni una región centralizada de la cabeza, sino que hay neuronas interconectadas distribuidas en redes nerviosas. Estos se encuentran en Cnidaria, Ctenophora y Echinodermata.


IV. Nervios periféricos (y más ganglios)

Diapositiva 68 (nervio mielinizado, sección trans., H & ampE) Ver diapositiva virtual

Diapositiva 67 (nervio mielinizado, sección larga, H & ampE) Ver diapositiva virtual

Diapositiva 65-2 (médula espinal, H & ampE) Ver diapositiva virtual

Diapositiva 29 (intestino, sección trans., H & ampE) Ver diapositiva virtual

Diapositiva 155 (unión gastroesofágica, sección larga, H & ampE) Ver diapositiva virtual

Diapositiva 169 (yeyuno, sección trans., H & ampE) Ver diapositiva virtual

En el sistema nervioso periférico, los axones de mayor diámetro están rodeados por una vaina de mielina rica en lípidos formada por las células de Schwann (Wheater, pág. 138, 7.18). Las células de Schwann (en los nervios periféricos) y las células satélite (en los ganglios) son células gliales (células de soporte) del SNP. Utilizando diapositiva # 68, examinar una sección transversal de un tronco nervioso. Está formado por varios fascículos, dos de los cuales son más grandes que los demás. Dentro de uno de los fascículos más grandes, estudie los axones en sección transversal, observando el amplio rango en el diámetro del axón. El axón aparece como un punto en medio de un espacio claro, que es la región ocupada por mielina rica en lípidos (extraída durante la preparación del tejido). La mayoría de los nervios periféricos transportan fibras aferentes (sensoriales) y eferentes (motoras). El nervio y los fascículos (haces de fibras nerviosas) que lo componen en esta sección están revestidos con una capa gruesa de tejido conectivo denso o epineuro. Cada fascículo está rodeado íntimamente por el perineuro, que es una capa de células aplanadas que se tiñen de oscuro y que se encuentran entre el epineuro y los grupos de axones del fascículo. El endoneuro es una capa delicada de fibras reticulares y otros componentes del tejido conectivo que rodea a cada axón individual. ¿Qué distingue al endoneuro, perineuro y epineuro?

Respuesta

Los nervios que son visibles tras la disección macroscópica están cubiertos con epineuro, una capa de tejido colágeno laxo que agrupa varios fascículos, cada uno de los cuales contiene muchas fibras nerviosas. Los fascículos nerviosos individuales están contenidos dentro de una capa condensada de tejido colágeno llamado perineuro. Los vasos sanguíneos corren longitudinalmente dentro de compartimentos formados por epineuro y perineuro. Dentro del perineuro, las fibras nerviosas y las células de Schwann que las envuelven están rodeadas por endoneuro, una delicada capa de tejido conectivo con una red capilar, separada de la célula de Schwann por una membrana basal.

A continuación, examine una sección longitudinal del nervio periférico, diapositiva # 67. Nótese el curso ondulado de los axones mielinizados, que es característico de los nervios que se ven en las secciones histológicas. Tenga en cuenta que puede ver el axón un poco más oscuro atravesando el espacio transparente de mielina. Busque los nodos de Ranvier View Image en los lugares donde los axones se cortan en una sección longitudinal particularmente favorable. Los axones mielinizados también se pueden encontrar en la raíz del nervio dorsal en diapositiva 65-2 Ver imagen. Como antes, los núcleos presentes entre los axones pertenecen principalmente a células de Schwann o fibroblastos, aunque también hay capilares ocasionales. ¿Cuáles son los numerosos núcleos que se observan en los nervios no mielinizados?

Respuesta

Aunque instintivamente puede adivinar que se trata de núcleos de células nerviosas, los núcleos de las células nerviosas generalmente se encuentran en los ganglios o en la médula espinal, no al azar en todo el nervio. Además, los cuerpos de las células nerviosas son enormes y muy obvios. En cambio, los núcleos observados en los nervios no mielinizados son en su mayoría células de Schwann (también hay fibroblastos ocasionales). Hay dos formas en que las células de Schwann interactúan con los nervios. Pueden mielinizar el nervio o simplemente envolver el nervio sin mielinizarlo. Muchas fibras nerviosas no mielinizadas pueden estar envueltas en una célula de Schwann, y las fibras no mielinizadas tienden a tener un diámetro más pequeño que las fibras mielinizadas.

Examinar diapositivas # 29, #155, y #169 to find small nerve fibers and more autonomic (parasympathetic) ganglia. Look in between the layers of smooth muscle you studied in the connective tissue lab session. An extensive plexus of nerves and parasympathetic ganglia (myenteric plexus) is present in the connective tissue separating these muscle layers, shown particularly well in slide 29 View Image and slide 155. Identify both nerve fibers and neurons of the parasympathetic ganglia. This is a good way to practice distinguishing smooth muscle and connective tissue from adjacent nerve fibers. Small parasympathetic ganglia and nerve fibers may also be found in the connective tissue of the submucosa en slide 29 View Image and slide 169.


Huxley, A. F., Stämpfli, R.: Evidence for saltatory conduction in peripheral myelinated nerve fibers. J. Physiol. 108, 315–339 (1949)

Morell, P., Norton, W. T.: Myelin. Sci. Amer. 242, 88–118 (1980)

Rashevsky, N.: Mathematical biophysics. Vol. 1. New York: Dover Publ. 1960

Scott, A. C.: Analysis of a myelinated nerve model. Matemáticas. Biophysics 26, 247–254 (1964) More on myelinated nerve model analysis. ibid 29, 363–371 (1967)

Kompaneyeto, A. S., Gurovich, V. T.: Propagation of an impulse in a nerve fibre. Biophysics 11, 1049–1052 (1966)

McNeal, D. R.: Analysis of a model for excitation of myelinated nerve. IEEE Biomed. Ing. 23, 329–337 (1976)

Bell, J.: Some threshold results for models of myelinated nerves. Matemáticas. Biosciences 54, 181–190 (1981)

Bell, J., Cosner, C.: Threshold behavior and propagation for nonlinear difference-differential systems motivated by modeling myelinated nerve axons. Quart. Apl. Matemáticas. in press (1983)

Cole, K. S.: Membranes, ions, impulses. Berkeley: U. Calif. Press 1968

FitzHugh, R.: Computation of impulse initiation and saltatory conduction in a myelinated nerve fiber. Biophys. J. 2, 11–21 (1962)

Goldman, L., Albus, J. S.: Computation of impulse conduction in myelinated fibres theoretical basis of the velocity-diameter relation. Biophys. J. 8, 596–607 (1968)

Hastings, S. P.: Some mathematical problems arising in neurobiology. CIME lecture notes, Iannelli, M. (ed.) (1980)

Rinzel, J.: Integration and propagation of neuroelectric signals. In: Studies in mathematical biology. Levin, S. A., (ed.) MAA Studies in Mathematics, Vol. 15, 1978

Clark, J., Plonsey, R.: A mathematical evaluation of the core conductor model. Biophys. J. 6, 95–112 (1966)

Jack, J. J. B., Noble, D., Tsien, R. W.: Electric current flow in excitable cells. Oxford: Oxford Press 1975

Aronson, D. G., Weinberger, H. F.: Nonlinear diffusion in population genetics, combustion, and nerve pulse propagation. In: Partial differential equations and related topics. Lecture notes in mathematics, Vol. 446. Berlin-Heidelberg-New York: Springer 1975

Friedman, A.: Partial differential equations of parabolic type. Englewood Cliffs, N. J.: Prentice-Hall, Inc. 1964

Rabinovich, M. I.: Strange attractors in modern physics. Ana. N. Y. Acad. Sci. 357, 435–451 (1980)

Peitgen, H. O.: Phase transitions in the homoclinic regime of area preserving diffeomorphisms. In: Haken, H., (ed.) Evolution of order and chaos. Berlin-Heidelberg-New York: Springer 1982

Bell, J.: Parametric dependence of conduction speed for a diffusive model of myelinated axon, preprint (submitted)



Comentarios:

  1. Mordecai

    En él algo es. Ahora todo está claro, gracias por la ayuda en este asunto.

  2. Neramar

    es la excelente variante

  3. Matchitehew

    maravillosamente, un mensaje muy valioso

  4. Circehyll

    No me queda bien.

  5. Sajora

    ¡Traerá salud, felicidad!

  6. Amphiaraus

    Más artículos de este tipo



Escribe un mensaje